Historia y evolución

Allá por el año 1949, Don Juan Valls (1896-1972) junto a su hijo Juan Luis “Don Tito” (1927-2012), comenzaron en forma artesanal a fabricar el hoy conocido “boyero eléctrico” como un desarrollo experimental a futuro. Así es como nacieron los primeros electrificadores electromecánicos de 6 volts y se los bautiza con la marca PICANA®, término que en su origen (anterior a 1818) se utilizaba para denominar a las largas varas de madera con la punta muy afilada o con un clavo en el extremo, con las cuales los arrieros “Picaban” a sus bueyes.

 

Ya en la década del 60 pasaron a ser transistorizados, y al llegar los años 70 aparecen los primeros electrificadores electrónicos. Lentamente, los electrificadores de cercas fueron ganando espacio en la medida que el desarrollo ganadero y tambero tomaba fuerza.

 

Y así fue como en VALLS S.A. ya hemos alcanzado la integración de la cuarta generación de la familia a la empresa. Se constituyó societariamente como una SRL en 1966 y a partir de 1976 con la actual denominación. Hoy, los hijos de Don Tito (Ricardo y Guillermo) junto a uno de sus nietos (Gustavo) ejercen la Dirección de la empresa y desde hace varios años, otros dos nietos se incorporaron para cumplir tareas de atención al cliente y ventas. Actualmente son más de 30 empleados trabajando en la compañía.

Con esta vasta trayectoria, y a pesar de un mercado competitivo con constantes apariciones de distintas marcas y copias de baja calidad, PICANA® se ha consagrado y permanecido como el “boyero” preferido del productor argentino, reconocido por su calidad, confiabilidad, trayectoria y respaldo.

Desde siempre hemos implementado una estrategia de diferenciación en la producción y comercialización de todos nuestros productos, así también en servicio y asesoramiento al productor agropecuario. Siempre a la vanguardia tecnológica y cumpliendo con las normas nacionales e internacionales de seguridad eléctrica, y certificados por el IRAM y el BUREAU VERITAS.

VALLS S.A. fue la primera empresa en Argentina que construyó electrificadores de cercas con funcionamiento a energía solar en el año 1981. Los mismos evolucionaron, incorporando ya sus propias baterías internas y convirtiéndose en equipos portátiles y autónomos. Hoy además, podrá encontrar todas las soluciones y asesoramiento técnico para el armado y éxito de su cerco eléctrico, además de una extensa línea de productos que cubren prácticamente todas las necesidades del productor moderno: productos importados exclusivos para tambos, energía solar e instrumentos de medición digital para el campo.
En la actualidad, más allá del mercado interno, la marca PICANA® está presente en varios países de Sudamérica y América Central.

Durante 2017, con el objetivo de fortalecer la estrategia de crecimiento y de optimizar nuestra producción y servicio al cliente, inauguramos nueva planta, depósito y oficinas. Las instalaciones, ubicadas en IRALA 433 – CABA, cuentan con un total de 1200 m2 incluyendo: planta, depósitos y 300m2 de oficinas.

En Mayo del 2018, y próximos a cumplir 69 años de vida, VALLS concretó la compra de la prestigiosa marca de electrificadores MANDINGA® , otra de las marcas pioneras con más de 40 años de trayectoria en el mercado y que supo marcar una parte muy importante de la historia del pastoreo rotativo en Argentina.

A través de la incorporación de MANDINGA®, consolidamos nuestro liderazgo en el mercado de cercos eléctricos junto a nuestra tradicional marca PICANA®, y ya estamos proyectando nuevos horizontes y desafíos para el mercado agropecuario del siglo XXI.

Historia y evolución